El caso Walton provocó un gran auge en los entusiastas del fenómeno ovni, y es uno de los casos más famosos en el tema de las abducciones extraterrestres. Se trata, además, de uno de los pocos casos de abducción extraterrestre con testigos oculares. 

En el campo de la ufología y en el de la ciencia ficción se llama abducción al acto en el cual uno o más seres extraterrestres toman a un ser vivo terrestre contra su voluntad, lo secuestran y lo llevan a algún sitio determinado, generalmente a su propia nave espacial.

Según el relato de Walton de lo que sucedió, después de haber sido golpeado contra la tierra, despertó en un cuarto parecido a un hospital, todo de metal. Estaba tendido de espaldas y fue recuperando la consciencia lentamente sintiendo mucho dolor en la cabeza y en la zona del pecho. Era observado por extrañas criaturas con cabezas calvas de no más de un metro y medio. Travis describe a estas criaturas de apariencia muy blanca, sin cabello, sin pestañas ni cejas y con cabezas y ojos muy grandes, con narices, bocas y orejas pequeñas. Se puso histérico, los golpeó, alejándolos de él, y saltó de la mesa, pero empezaron a ir hacia él por lo que agarró un objeto de los que había allí y los amenazó. Los seres, se dieron la vuelta y dejaron la sala. Como Travis tenía miedo de que los seres volvieran, salió de allí y entró a otra sala donde había una especie de proyección como de un mapa de estrellas y enfrente una silla. Mientras intentaba encontrar una salida, un hombre de apariencia humana más alto que él, más grande, más musculoso, con pelo castaño rubio y ojos color avellana y con un casco entró en la sala. Travis intentó hablar a este hombre pero él no lo aceptó y lo dejó a las afueras de la nave en la que se encontraba, la cual estaba aparentemente dentro de una gran sala o construcción, o probablemente una nave más grande. Este lo dejó entrar en otra sala donde otros humanos como el anterior mencionado, le pusieron una máscara de plástico sobre la cara y lo dejaron inconsciente. La siguiente cosa que recuerda es que estaba tendido en la autopista viendo al platillo volador despegando hacia arriba rápidamente. Sólo era capaz de recordar unas pocas horas del tiempo que desapareció y se sorprendió mucho cuando le dijeron que habían transcurrido 5 días.

Leave a Reply

Cliché podcast

Te damos nuevas perspectivas sobre temas cercanos. Vamos a darle juntos, disfrutar y compartir.